Contratar a Adrian Uribe



Biografia


Adrián Uribe nació en el Distrito Federal el 8 de septiembre de 1972 regido por el signo de virgo.

Estudió actuación en el Instituto de Arte Escénico. Participó en diferentes obras teatrales en la Compañía Nacional de Teatro. Tras 10 años de carrera teatral, haber trabajado en shows infantiles, además de centros nocturnos, le llegó la oportunidad de incursionar en la pantalla chica con el programa Un Nuevo Día.

Más tarde trabajó en programas como El Balcón de VerónicaMás Deporte, -en el que por cierto, dio a conocer a ‘Poncho Aurelio’, personaje de su propia creación-, Los ComediantesHoy y La Botana. Su talento rebasó fronteras, hasta llegar a Despierta América con el ‘Tamalero Reportero’.

Forma parte del elenco de La Hora Pico, programa de comedía en el que trabaja a lado de Consuelo Duval y otros cómicos. Esta oportunidad llegó luego de su participación en Picardía Mexicana.

Amante de los deportes, práctica el squash y front tennis, y durante su tiempo libre gusta de ir al cine, además de hacer pesas.

En septiembre del 2003, forma parte del reto Big Brother VIP 2, en donde obtiene un decoroso cuarto lugar, tras la victoria del conductor de radio y televisión Omar Chaparro.

En agosto de 2005, Adrián Uribe participa en Bailando por un sueño, captando miles de personas con su carismático baile.

A principios de 2006, se integra como conductor al programa de concursos Buenas tardes, al lado de Omar Chaparro. La emisión sale del aire al iniciar el Mundial de Alemania 2006, a principios de junio. 

LA TRAYECTORIA DE ADRIÁN

Nació en el Distrito Federal en una familia de muy 
bajos recursos económicos. Vivió parte de su infancia 
en la colonia Pensil estudiando en escuelas de 
gobierno. En ese entonces, aún no tenía muy claro 
que llegaría a ser actor aunque en las fiestas siempre 
era el que se disfrazaba y contaba chistes para hacer 
reír a todo mundo.

Su primera incursión como actor fue en una pastorela 
cuando apenas tenía ocho años de edad. Tiempo 
después, cuando estudiaba la secundaria, su maestro 
de teatro lo invitó a inscribirse en una escuela de 
Teatro.

A los 19 años, Adrián ya había terminado su carrera 
de teatro en el Instituto de Arte Escénico y para 
ganar algo de dinero y experiencia en el arte de 
hacer reír e improvisar frente a un público, trabajaba 
como payaso, actividad que realizó durante ocho 
años seguidos pese a la burlas malintencionadas de 
algunos de sus amigos que siempre le decían que se 
quedaría como “payasito de fiestas infantiles”.

En cambio, su familia lo apoyaba incondicionalmente, 
especialmente su madre. Para Adrián, llegar a ser un 
actor famoso no era tan importante como seguir 
haciendo lo que le daba gran satisfacción: la 
actuación. Si la fama llegaba como una consecuencia 
del trabajo y el esfuerzo, bienvenida. Y así sucedió.

Su primera oportunidad fue en el programa Un nuevo 
día, conducido por César Costa y Rebeca de Alba 
donde interpretaba a un árabe. Después, trabajó en 
programas como Más Deporte, -en el que por cierto, 
dio a conocer a ‘Poncho Aurelio’, personaje de su 
propia creación-, Los Comediantes, Picardía Mexicana 
y La hora pico. Además, ha formado parte de la 
Compañía Nacional de Teatro en varias obras y en el 
2003 fue premiado como mejor actor cómico, por la 
obra Un espíritu travieso.

Adrián se considera una persona muy competitiva. 
Cree que eso es el ingrediente de todas las personas 
que son exitosas. Por eso, si no hubiera sido actor, 
habría sido futbolista, pintor o bailarín, carreras todas 
que a su propio decir requieren de esfuerzo, pasión, 
amor y mucha entrega para sobresalir.

SUS FRASES


“En mi casa siempre había pobreza, pero jamás 
faltaba amor”
“A pesar de la pobreza que había en mi casa, yo crecí 
en un ambiente muy festivo”