Contratar a Pambo



Biografia

Cien por ciento chilanga -de corazón y nacimiento- Pambo se graduó de los 21 hace a penas unos meses, pero ya desde pequeña la música empezó a hacerle cosquillas. La influencia llegó desde todas partes: su familia, acostumbrada a reuniones bohemias, su Padre, melómano y fan declarado de artistas como Miguel Bosé y The Police (cuyos discos ponía repetidamente), y sus amigos, con quienes compartía el hobby de tocar y cantar cada vez que se presentaba la oportunidad. En la escuela tampoco hubo forma de retener su talento: año con año formó parte del coro y la orquesta del Colegio y cuando apenas tenía ocho años fue aceptada en la Escuela Nacional de Música. Su mamá se opuso; le preocupaba la cantidad excesiva de tiempo que Pambo pasaría ahí, siendo una niña tan pequeña. Sin saberlo, estaba contribuyendo a la definición del estilo musical de su hija. Pambo considera que la naturaleza de su preparación musical es más experimental que teórica; el inevitable acto de agarrar la guitarra y escribir sus propias canciones“era una necesidad emocional y sensorial: escribir cosas que muevan algo extra, eso que no mueve tu vida cotidiana”. Muy pronto ( terminando la Prepa) volvió a toparse con el dilema: ¿qué quieres hacer con tu vida? Su vocación se debatía entre las matemáticas y la música, pero cuando se dio cuenta de que buscaba la mejor manera de transmitir sus sentimientos y pensamientos… las notas le ganaron la batalla a los números. Así fue a dar a la escuela Fermatta. Durante dos años experimentó, indagó y exploró más de cerca en el mundo de la música, concluyendo que era el mejor medio para expresar su perspectiva de las cosas y manifestar sus emociones: “la música nace de la necesidad de hablar de algo, decir las cosas que me pasan dentro y explicarlas de la mejor manera”. Fermatta le trajo a Pambo mucho más que música. Fue ahí donde conoció a Mariano, su actual guitarrista y amigo incondicional que le brindó su amistad y la ayudó a continuar en este camino, convirtiéndose en el apoyo que todavía no obtenía de su familia. Hoy sabe que era sólo cuestión de perseverancia, paciencia y tiempo para que sus padres terminaran por ceder y apoyarla incondicionalmente como lo hacen ahora. Según el dicho popular: “la curiosidad mató a Pambo”… y no pudo ser de otra manera. A través de la universidad donde estudiaba formó parte de las giras de la artista Elan, participando como telonera de todos sus shows. Así, haciendo lo que más le gusta, se dio a conocer en el medio musical, realizando posteriormente diversos showcases para sus amigos y para invitados especiales: “comencé a hacer ruido y un día, a través de un amigo llegué con un Director Artístico de una empresa importante, hicimos clic y así fue como me conocieron”. En enero de 2006 Pambo ya había firmado con SONY BMG e inmediatamente iniciaron la planeación de su primer álbum. El repertorio musical que empezó a cultivar desde su adolescencia muestra su capacidad de comunicar su sensibilidad de manera clara y sencilla, pero no por eso menos trascendente e impactante. Con el paso del tiempo tuvo la oportunidad de enriquecer sus canciones a través de grandes personas que fue conociendo: este álbum incluye tracks realizados en coautoría con Billy del grupo Motel, Mariano (su guitarrista y amigo) y Aureo Baqueiro, quien fungió también como productor de “Pop Rocks”, su primer álbum. Este primer material es un disco 100% neto, que habla con la verdad. Pambo sabe que puede crear una conexión con toda esa gente que no la conoce a través de los sentimientos y pensamientos que tienen en común: conectarse a través de una canción. Su música podría entrar dentro de la categoría del Pop, pues es un género que puede tener calidad, mucha energía y honestidad… y claro que tiene razón; Pambo posee tanta energía y originalidad como su propio nombre. Pambo desea que su música llegue a tantas personas como sea posible dentro de su México lindo y querido, y después… no hay límites. “Me gusta la convivencia con la gente, el trato personal”. Junto con sus compañeros de banda -Mariano en la guitarra principal, Poot en guitarra, piano y coros, Alejandro en la batería y Memo en el bajo- Pambo nos presenta su álbum debut con el primer sencillo “Tras nubes”, una canción por la cual siente mucho cariño pues la escribió desde su adolescencia y, al considerarla todavía vigente en su vida, desea compartirla con la gente. Sin duda Pambo es una de las grandes promesas juveniles de la música, un talento único que muy pronto todo México podrá corroborar. Contratacion de Pambo, Contratar a Pambo.